Objeto de Deseo
Las chicas de la webcam: orgasmos a distancia (Primera parte)
Valoración: - Votos: 1 - Comentarios: 0
Por: GuiaCereza
Publicado: 29/04/2010 - 15:44 - Visitas: 7466 - Edición: Edición 20
Tiempo estimado de lectura: 16 Minutos

La cita con Juanita, creadora y co-propietaria de la empresa www.juanax.com, una página en la que pagas para que varias chicas de Medellín se despojan de su ropa, fue en un apartamento de El Poblado, al sur de Medellín cerca de La Inferior. Anunciado en la portería, “voy para el apartamento de Juana”, el portero hizo cara de extrañeza; probablemente se pregunte, como yo, qué es lo que pasa en ese apartamento donde sólo entran y salen mujeres bonitas todo el día. Nunca un hombre.

Toqué el timbre y me recibió una niña que no pasa de los 21 años, muy hermosa, con un tremendo cuerpo (más de catálogo de ropa interior paisa que de pasarela europea para que nos entendamos) y vestida con un brasier y unas tangas blancas. Y descalza. “Hola, gracias por venir. Juana está un poco demorada en una cita afuera pero dijo que no se demoraba, siéntate y la esperas, ¿quieres tomar agua o gaseosa?” Pedí agua.

La niña, que luego en la entrevista me contó que tiene medidas de reina (aunque a mí me pareció que estaba más rellenita, pero del rellenito entretenido y sexy que está donde tiene que estar) me dijo que luego salía para que la entrevistara y que esperara tranquilo. Que tenía que hacer un show por la webcam. Pocas niñas atenderían a un perfecto extraño en ropa interior y le hablarían del modo más natural, como si estuvieran en su propia casa. Bueno, están en su propia casa después de todo, un apartamento que alberga a 6 chicas que se desnudan y se masturban frente a la cámara web para internet.

Verónica, otra de las chicas, salió para saludarme. “Mi nickname (nombre que usa en internet) en este momento es “Pet” (mascota) pero me gustaría cambiármelo a “Pretty” (bonita). Verónica es alta, delgada y tiene un cuerpo apretado y atlético que delata horas de ejercicio estricto en el gimnasio. En Enero del 2006 lanzaron la página, idea de Juana, y en Febrero hicieron los primeros shows, para clientes en Medellín. “Comencé con Juana a trabajar en esto, antes éramos dos chicas y ahora somos seis. Pero para la próxima semana, seremos diez y planeamos mudarnos todas a una casa”.

La página, que comenzó originalmente como un proyecto para Colombia, descubrió que el verdadero potencial del mercado estaba con los clientes de España, México y Estados Unidos. www.juanax.com funciona por el mensajero automático de Microsoft, Messenger. Tienen contrato con una empresa que realiza automáticamente los pagos de la tarjeta de crédito, con todas las normas de seguridad vigentes en Internet.

Hecho el pago, el usuario accede a una sesión privada de Messenger y lo enlazan con la chica que quiere conocer. También se puede pagar por medio de una consignación bancaria, y es un sistema muy utilizado por personas que están localizadas en un sitio remoto. “Conocemos unos mineros en los Llanos Orientales que consignan cada mes para hablar con nosotras y vernos”.

En el apartamento de Juana, siempre hay dos chicas conectadas en la webcam en todo momento, esperando a los clientes para realizar los shows, que incluyen striptease, masturbación y lo que al cliente se le ocurra. Trabajan en turnos de 6 horas y van rotando durante el día, de acuerdo a sus obligaciones laborales o académicas.

¿Se ha enamorado alguno de ustedes? Todos los hombres, inevitablemente, quieren llevar el contacto virtual, impersonal, hacia algo más concreto y real. Las chicas de Juana X siempre responden muy pacientes que “no pueden ni desean salir con los clientes”. Pero pensando en ellos, en Agosto harán los “Premios Juana X”. Todos los clientes que han querido salir con ellas alguna vez tendrán una oportunidad por medio de un concurso. El primer puesto será una cita romántica con Juana, en el apartamento, con cena incluida pagada por ellas. “Y si las cosas se dan y el tipo está lindo… puede terminar con remate, por qué no”, cuenta Verónica. Para participar en el concurso, simplemente debe estar registrado en la página y haber pagado alguna vez por un show.

¿En qué consiste normalmente un show por webcam? Lo mínimo, 15 minutos, cuestan $19.900 pesos (8 dólares) y 40 minutos, lo máximo, cuestan $44.900 pesos (18 dólares). Es una transmisión que se hace en vivo y en directo por sistema de Messenger privado de manera interactiva. El observador, después de pagar, puede participar del show diciéndole a la chica que mira qué es lo que tiene que hacer. Lo que él quiera.

“Normalmente nos piden estar vestidas con botas de cuero, o vestidas como ejecutivas que están en la oficina”, cuenta Verónica. Un show consiste casi siempre en mostrar el cuerpo, bailar, realizar un striptease (rápido o muy lento, dependiendo del cliente), masturbación y penetración con vibradores de varios colores y tamaños.

“Al comienzo, las chicas que deciden trabajar en esto son tímidas, pero con el tiempo se van calentando, se excitan, les gusta hacerlo, algunas desarrollan un deseo de exhibirse… es una particularidad muy interesante del negocio”, cuenta Verónica.

Aparece de nuevo Samantha, la hospitalaria, con su ropa interior blanca, y con el pecho 36-C (cálculo al ojo) y los hombros brillantes por aplicarse aceite, quien acaba de salir de un show. Y así, tal cual, está lista para la entrevista. La verdad su mirada y su actitud me perturban un poco, es una mujer muy sensual, contrario a Verónica, quien también es hermosa, pero no tiene ese feeling… “salvaje” de la muchachita hospitalaria.

“Es cierto eso que dice Verónica, el cuerpo se vuelve algo natural, algo libre”. Samantha estudia Sicología, va para séptimo semestre. Con el cabello suelto, semidesnuda y llena de aceite, no logro imaginarla como sicóloga. O bueno, tal vez sí. “Todavía estoy en vacaciones, pero cuando entre a estudiar, trabajaré en los turnos de la tarde”. Samantha trabaja hace un mes y dice que es divertido, tanto que ya le habló a sus dos mejores amigas de su trabajo y se los recomendó, aunque no le ha contado a nadie más. “En promedio, ganamos 1 millón de pesos al mes por trabajar 6 horas diarias desnudándonos y masturbándonos frente a la webcam, para personas que casi siempre están al otro lado del mundo”.

Verónica y Samantha están de acuerdo: “al comienzo se siente algo de miedo pero ahora es muy natural hacerlo. Lo que más nos preguntan es si somos bisexuales y nos piden que nos demos besos con otra persona”. Samantha tiene un cliente fijo que no la deja hacer nada frente a la webcam, que le pide estar completamente quieta. “No me pide que me meta los dedos ni que me toque… tan sólo le gusta verme el coño, como dicen ellos y ya”. Verónica tiene un cliente especial que sólo quiere verle la cara. “Se pasa todo su tiempo mirándome la cara y no me deja hacer nada más”.

“¿Lo más raro que nos han pedido? Pues a una amiga le dijeron que se metiera el tacón por el culo y al parecer a todos les encanta que nos metamos el vibrador por el trasero… eso sí: a todos les gusta que seamos paisas”. ¿Ellas pagarían por ver personas a través de la webcam?, les pregunto… Verónica responde inmediatamente “a mí me encantaría ver 2 hombres teniendo sexo en vivo”. 

 
 
 
 
Para comentar este Artículo usted debe ser un usuario registrado.
Registrese o Ingrese aquí
Nuestra compañía - Condiciones del servicio - Contra la pornografía infantil
GuiaCereza.com es propiedad de Cereza Media. Derechos reservados. No reproduzca imágenes o artículos sin autorización.
Línea de atención (57) (4) 2922764
Medellín - Colombia 2004 - 2014. director