...::::: Categoría: Hetero: General :::::..
De visita en mi país con 3 finales exquisitos. Parte 1
Fecha: 28/07/2013 - 21:06 - 10 Comentarios - 1707 Lecturas
Calificación: (4 Puntos / 8 Votos)
Tiempo estimado de lectura: 64 minutos.
"...date una vuelta por favor amor - dijo y lo hice girando a la derecha … despacio… sintiendo su mirada recorrer mi vagina, mis pechos, mis piernas, mi espalda, mis pompis… cuando quede frente a él se acariciaba su pene que tenía un aspecto bonito… sin moverme me quite el bra quedando solo en cachetero el cual cuando iba a quitármelo dijo – No esa es mía…- se acercó a mí y me dio otro beso sintiendo su pene en mi cuerpo, sus manos estaban en mi cintura."

Como varias veces, he recibido mensajes de personas que desean mantener contacto conmigo y hace tiempo recibí uno de una persona,  la cual en ellos parecía un individuo agradable, nos comunicamos unos días por mensajes a través de la comunidad hasta que decidí mantener una amistad con el vía correo. Hablábamos de todo un poco, de nuestra profesión, nuestros gustos y pasatiempos, la comida que nos agrada, música y como ya se imaginaran, también de nuestras fantasías y experiencias. Es una persona agradable y con buen sentido del humor, responsable y además buen amigo.

Nos tratamos cerca de un mes, realmente nos caímos bastante bien, y cada que podemos charlamos un rato… Para el relato omitiré su nombre…

Cuando nos conocimos me comento que viaja seguido a México por su profesión,  y pregunto  si había la posibilidad de que en alguno de ellos nos pudiéramos conocer personalmente… al principio le dije que quizás pero ciertamente no creía que sucediera, dijo que para fin de Julio estaría unos días y que realmente le agradaría… al final todo quedo en una simple invitación…

La amistad se fue dando y justo el lunes pasado me comento que estaría esta semana por aquí, me pidió una cita y francamente mi concepto había cambiado desde entonces, así que accedí sin asegurarle ya que últimamente he tenido una carga laboral considerable, él dijo que no habría problema, con una salida a tomar un café o una copa le bastaría, - “Me encantaría conocer a la chica de tan exquisitas historias…” -

Los días transcurrieron cansados y fastidiosos por el trabajo extenuante, no comía bien últimamente y habían pasado unos días sin que mi suegro y yo nos viéramos a causa de algunas diferencias, por lo que mi actividad sexual se había visto limitada a sueños húmedos y una que otra caricia relajante.

Era jueves, cerca de las 9:30 de la noche para ser exacta, estaba viendo una peli y me conecte a revisar mi Hotmail, en la bandeja había nuevos mensajes y entre ellos uno de el con este mensaje:

    “Hola señorita, espero que se encuentre de lo mejor, solo le escribo para comentarle que el día de mañana estaré en su país, alrededor de las 7 de la noche hora de su ciudad, me gustaría solicitarle su número de móvil para poder comunicarme y así quizás poder verla aunque sean unos minutos… un beso sincero y linda noche”

Un mensaje educado como siempre, mi respuesta fue corta pero anote el número de mi celular indicándole que quizás no podríamos vernos, cerré el Hotmail y me fui a descansar.

Al día siguiente fue otro día como los que se venían presentando desde la última semana, agotadores, estresantes y fastidiosos, el trabajo no mermaba y no parecía tener fin, mi horario de salida se había extendido de manera considerable pues eran las 6:30 pm y aún estaba en la oficina, me había olvidado de comer, de beber agua e inclusive del celular, la situación realmente era agotadora, me recosté un poco en mi silla y cerré los ojos un momento, realmente deseaba un descanso.

Me estaba quedando dormida en mi oficina cuando mi teléfono celular comenzó a timbrar, me incorpore un poco apresurada y mire la pantalla, un número desconocido, casi nunca contesto pero realmente necesitaba contacto fuera del trabajo.

Yo – Paulina…

Voz – Alo señorita como se encuentra? Espero no interrumpir nada… - dijo una voz con un asentó un tanto extraño, francamente no la reconocí pero inmediatamente se me vino a la mente “Juan Carlos”

Yo – Juan Carlos? – pregunte un poco entusiasmada, realmente dentro de mi había una duda de que viniera desde tan lejos y lo primero que hiciera fuera marcarme – eres tú?

Juan Carlos – Veo que se ha acordado, como esta? – pregunto y su voz me relajo, era linda, de hombre seguro de sí mismo, aunque me incomodo el que me hablara de usted.

Yo – Bien un poco atareada, pero bien… háblame de tu porque de usted me siento más vieja – le dije y ambos reímos por el teléfono. La charla fue corta, me comento que había tenido un viaje un poco cansado pero que le confortaba escuchar mi voz, me pidió saliéramos a cenar algo pero no pude, tenía trabajo, quedamos en que el día siguiente saldríamos pero de igual forma quede en confirmarle ya que sería sábado y  tenía que presentarme por la mañana y no sabría bien a qué hora, aun así se arriesgó y pregunto si podíamos vernos a las 11 am acordamos seria en un restaurante de comida Argentina que hay en la Ciudad de México, y aun así no le asegure nada.

Al llegar a casa estaba realmente fatigada y estresada, me conecte unos minutos al Skype para hablar con alguien más sobre otras cosas que no fueran mismas de una auditoria. No estaba Juan, pero estaba mi amigo José, otro colombiano con el cual he entablado una buena amistad. A diferencia de Juan, José es más atrevido y me alegro verlo conectado, con el he intercambiado anécdotas y me hace reír mucho, esta vez le conté acerca de mi día y de mi gran apetito sexual, cosa que él no desaprovecho e inicio una plática con roles un poco más atrevidos, me pregunto que traía puesto, quería imaginarme… me dijo que tomara un poco de vino para relajarme y comenzamos a hablar de las ganas sexuales que tenía, sin duda una plática fenomenal… logro prenderme de una manera increíble… estoy segura que si entre nosotros no hubiera habido un monitor de por medio hubiéramos terminado en la cama teniendo sexo de una manera relajante y ruda, sin duda, él es quien más me ha excitado por este medio. La charla no duro demasiado pues me retire pronto a dormir, mi vagina estaba húmeda y dormí imaginando a José sobre mi cuerpo.

El sábado se presentaba, me había colocado una falda negra entallada, unas medias de liga negras, camisa azul claro y un chalequito negro que resaltaba aún más mi figura, traía zapatillas y debajo de ese vestuario un cachetero color negro en término “V” por la parte de enfrente que transparentaba demasiado ya que podía verse mi piel bajo el, y como siempre un coqueto bra a juego acompañando al cachetero, mi cabello suelto y en la mano mi bolsa. Eran ya las 11:10, Juan Carlos estaba esperándome ya me había mandado un mensaje hacia 20 minutos confirmando que ya se encontraba en el sitio, mensaje que no respondí. Salí de la oficina y me dirigí al punto acordado, no corrí, después de todo una chica debe llegar tarde jajaja.

11:30 indicaba el reloj cuando baje del taxi, un hombre de traje negro, camisa blanca con rayas azules y un portafolio pequeño color plateado estaba parado en la entrada con cara de desilusión. Camine un poco nerviosa… era él.

Yo – Hola… Juan Carlos cierto? – pregunte estirando mi mano, el sujeto de pie frente a mi sonrió estirando su mano del mismo modo.

Juan Carlos – Hola Paulina, creí que no llegarías, que solo era una broma como las que abundan mucho en la red para ser sincero…. – dijo un poco apenado colocándose una mano en la nuca, sonreía… Estaba presentable, es un hombre guapo para ser sincera, bien peinado y algo más bajito de lo que me había comentado- valla… pues entremos… - dijo asiendo un ademan.

Entramos y para mi buena fortuna el lugar estaba casi vacío, una chica se acercó, e indicó que la siguiéramos hasta la mesa, hicimos lo que nos indicó. La mesa estaba en el fondo y estaba bien para mí ya que detesto estar en la entrada o en medio para evitar que la gente entre y salga. Nos sentamos y como yo moría de hambre y ya había ido a ese restaurante pedí lo de costumbre, Juan Carlos solo se limitó a decir “lo mismo que la señorita… por favor”

Juan Carlos – Realmente eres más hermosa de cómo te describes en los relatos… no creí que fueras tan linda…  hizo una pausa y añadió – soy muy afortunado. – sonrió.

Por fin nos conocíamos, y por lo que notaba era igual en mensajes escritos y en persona, eso me agrado, continuamos charlando, de su viaje y el motivo por el cual estaba en mi país, le comente acerca de mi trabajo y demás. Los alimentos volaron cuando los trajeron, realmente moríamos de hambre, era aún temprano por lo que no salimos del restaurante, pidió un poco de vino y yo pedí un vodka, realmente lo necesitaba.

La plática era amena, moríamos de risa con cosas que me decía, sobre una isla que tiene 7 colores en Colombia ya que muchos me comentaron sobre ella y algunos me invitaban, quería saber que tan linda era… le pregunte por qué utilizaba palabras mexicanas y me comentó que debido a sus viajes tan constantes se le habían añadido al léxico, era agradable estar con él y la estaba pasando genial, mi intención no era acostarme con él, pero como mi buen amigo me dijo “Una sabe para quién se viste pero nunca para quien se desviste…” así que deje que las cosas continuaran, no creí que ese atreviera a algo.

Juan Carlos – Te ves muy hermosa, y con tu disculpa, tienes un cuerpo estupendo… - dijo acercándose un poco a mí. Habíamos notado que una señora que estaba enfrente y sola se nos quedaba mirando, seguro pensando que haría una pareja de edades tan diferentes, algo que me dio risa.

Yo – Mira como nos ve la señora… ha de pensar que somos novios… - sonreí – estoy segura que cree eso.

Juan Carlos – Bueno quizás no… lo mejor sería ver qué pasa si cree que realmente somos novios no crees? – lo mire y sonreí, que era lo que tenía en mente? Era la pregunta que iba a formularle justo cuando me dio un beso. Realmente no creí que se atreviera y francamente no me molesto en lo más mínimo, su beso era cálido, apasionado, un beso extraño, creo por ser Colombiano hasta en su forma de besar se notaba. – Lo siento… – dijo cuándo nos separamos, me sonrió y yo también lo hice – espero no haberte molestado – volteamos a ver a la señora la cual parecía estar como molesta, una de dos, o realmente le molestaba la diferencia de edades o le gustaba Juan jajá

Yo – Ve como esta se puso rojísima jajá – le dije.

Juan Carlos – No importa… veamos que hace ahora… - volvió a besarme pero esta vez coloco su mano en mi pierna… me encanto… hacia unas semanas no tenía sexo y mi amigo de anoche no había ayudado a apagar mi apetito y por el contrario le había echado más leña… comenzó a meter su mano por debajo de mi falda y sentí sus dedos en los límites de mi liguero, sus yemas acariciaron mis piernas… mi vagina comenzó a reaccionar como si el momento le dijera lo que sucedería… aparte su mano con la mía y lo deje de besar. “Aquí  no” le dije sonriendo, mis ganas sexuales se habían reavivado nuevamente y Juan Carlos era quien tendría que ayudarme a calmarlas. – Quieres ir a otro sitio?... solo si tú quieres… mira…-tomo su portafolio y busco dentro hasta que saco unos papeles que me dio – Por mi profesión tengo que estar haciéndome estudios semestrales, estos son de este semestre, estoy sano. – los papeles eran estudios de laboratorio los cuales indicaban que estaba en plena salud como para llevarme a la cama sin que hubiera algún tipo de problema, algo que termino por convencerme. – Que dices Paulina, vamos?...- me pregunto y sin dudarlo le dije “ok”.

Salimos del restaurante después de haber pagado la cuenta y de dejar a la señora con una cara de estúpida, al final, ella que tiene que ver, aunque gracias a ella habíamos abordado un taxi con rumbo al hotel en el cual se hospedaba, no quedaba lejos, escasos 10 o 15 minutos. La tarde era soleada y agradable, sin rastros del mal clima que había estado en mi ciudad hace unos días antes. Al llegar al hotel fuimos al lobby pero antes de que el pidiera su llave solicite una nueva habitación, el motivo?, no soy bruta, quizás ya tenía algo planeado y había puesto alguna camarita como yo en una ocasión lo hice, le sonreí y el no pareció tomarlo a mal, después de todo si lo hubiera hecho me hubiera ido. La señorita nos dio la llave con el número 22 y continuamos al elevador, en la puerta del hotel había un chico de los que llevan las maletas el cual nos seguía con la mirada, ambos nos percatamos de ello y Juan hizo un movimiento que termino por hacer que mi vagina explotara de ganas… Me llevaba de la cintura y cuando llegamos al ascensor y esperábamos a que llegara, el deslizo su mano hacia mis pompis dándoles un apretoncito y un ligero masaje de unos segundos, voltee discretamente y vi al chico de la entrada mirándonos sin discreción alguna, había valido la pena. El ascensor se abrió en el piso número 5 y un pasillo color beige apareció, frente a nosotros casualmente estaba la puerta a la que nos dirigíamos, abrí la puerta con la llave y entramos, era una habitación extremadamente amplia con una ventana enorme, las cortinas estaban cerradas pero entraba bastante luz, con una mesita, una cama queen size decorada con varias almohadas y una cubierta color naranja cálido y a un lado estaba el baño, amplio y bien iluminado. Entre y enseguida lo hizo el, deje mi bolsa en la mesa, escuche que la puerta cerraba y un sonido indicaba que estaba con candado… todo comenzaba…

No espero ningún momento y cuando voltee, él ya estaba a unos pasos de mí, coloco sus manos en mi cintura y me dio un beso que respondí, nuestros cuerpos se juntaron y por fin mis ganas sexuales florecían al 300%... sus manos bajaron a mis pompas y ambos suspiramos, realmente estábamos que explotábamos.

Juan Carlos – Estoy muy arrecho… disculpa… no te molesta si hablo sucio? Creo te agrada un poco o me equivoco? – pregunto y yo respondí solo con un “me gusta así mientras volvía a besarlo y el hundía sus manos en mis pompas apretándolas de manera que sentí que ardían, su cuerpo estaba pegado al mío y claramente sentí bajo su ropa un pene erecto, listo para cumplir con su labor. – Que deliciosa estas… que suegro tan de malas para dejar ir a este querubín… - me gire dándole la espalda, quería sentirlo detrás de mí lo cual el identifico de inmediato, sentí un arrimón genial de su cuerpo al mío y su pene fue recibido por mis pompas mientras el besaba mi cuello y acariciaba mis pechos por encima de mi ropa.- Hace cuanto no tienes sexo? – pregunto  y respondí quedamente “importa?” no dijo nada pero sentí otro arrimón de su pene…

Nos separamos un poco y nos colocamos de frente, nuevamente nos besamos, sus manos fueron a la parte trasera de mi falda, la desabrocho y bajo el cierre, la deslizo hacia abajo y la dejo caer, con mis piernas la aleje. Yo por lo pronto estaba bajando su pantalón, lo había desabrochado ya y caía sobre sus piernas, coloque mis manos sobre su bóxer y también lo baje, su pene se libera y se pegaba inmediatamente a mi cuerpo, un pene grande y cálido. Comenzó a acariciar mi cuerpo y a desabrochar mi chaleco, yo hacía lo mismo con su camisa, todo iba rápido pero realmente lo deseaba así… mi chaleco voló y continuaba mi camisa, por su parte ya solo tenía la camiseta interior la cual no podía quitársela yo por lo alto que era, baje mis manos a su pene que estaba duro, era grande y me encanto que fuera así, comenzaba a frotarlo mientras me desnudaba… deje de acariciarlo solo para que pudiera quitarme la camisa… se quitó su camiseta y la arrojo a un lado… se hizo para atrás y me observo.

Juan Carlos – Eres un ángel… que buena estas…el solo imaginar que estaré en un relato tuyo me excita… ser un participante de ella es fascinante… date una vuelta por favor amor - dijo y lo hice girando a la derecha … despacio… sintiendo su mirada recorrer mi vagina, mis pechos, mis piernas, mi espalda, mis pompis… cuando quede frente a él se acariciaba su pene que tenía un aspecto bonito… sin moverme me quite el bra quedando solo en cachetero el cual cuando iba a quitármelo dijo – No esa es mía…- se acercó a mí y me dio otro beso sintiendo su pene en mi cuerpo, sus manos estaban en mi cintura.

Yo – Solo si me agrada el sexo escribiré lo sucedido… de lo contrario no desperdiciare mi tiempo dos veces en ti… - le dije sonriendo y el hizo lo mismo, me cargo por las piernas causando que lo rodeara con ellas, me llevo a la cama y me dejo en ella, se hinco frente a mí y se colocó en medio de mis piernas… comenzó a besar mis piernas y mis muslos, su boca se acercaba a mi vagina… un beso, otro beso, cada vez más cerca… sentí un otro más encima de mi ropa interior, en mi vagina… automáticamente un relámpago recorrió mi cuerpo, gemí… sus manos comenzaron a subir mientras su lengua recorría mi cachetero de abajo hacia arriba… comenzó a bajarlo con sus manos hasta que quede libre de ellos, su boca no se hizo esperar en mi vagina que para ese entonces húmeda es una palabra que se queda corta… su lengua era increíble, magnifica, me lamia y metía sus dedos de manera estupenda mientras yo gemía en con las piernas abiertas y sintiendo por fin tan anhelado sexo oral… sus movimientos eran rápidos y cambiaban a lentos de manera incalculable, sus dedos entraban en mi vagina ansiosa… comenzó a hacerlo más rápido y yo me encontraba con los ojos cerrados gimiendo mientras hundía las uñas en la cama… su boca era el glorioso descanso de esa semana tan horrible… poco a poco me llevaba al orgasmo, era genial, su boca se pegaba a mi vagina como ventosa y sus dedos no salían de mi ni un segundo… cerré fuertemente los ojos y apreté los dientes, un orgasmo me invadía después de tanto tiempo y lo recibía de manera estupenda, su boca no se detenía y continuaba sin cesar dándome el placer más divino que se le puede dar a una mujer. Los embates comenzaron a disminuir mientras gemía disfrutando del orgasmo hasta detenerse… me senté en la cama con una sonrisa en la cara y mi cuerpo comenzaba a llenarse de un sudor sexual… él se puso de pie y tuve que agacharme un poco, tome su pene con mis manos y comencé a besarlo , suave y delicadamente, era grande, carnudo y duro… comencé por la punta y en poco tiempo estaba en mi boca, o lo que cabía de él… sus manos se colocaron en mi cabello.

Juan Carlos – Que rico lo mamas… comételo… eres estupenda… arrecha… realmente una puta en toda su palabra… - su pene era genial me encantaba estar lamiéndolo, lo metía en mi boca y lo sacaba para lamerlo por fuera… su tronco era cálido, duro y muy agradable… - Súbete a la cama – dijo y deje de hacerle un oral, me subí en la cama la cual era muy grande, solo traía mis medias de liguero y mis zapatillas que quito antes de subir a la cama… comenzó a besarme nuevamente los muslos, la vagina, mis estómago, mis pechos en donde mordió mis pezones y casi devora todo mis senos… continuo besando mi cuello… - desde que te vi caminar frente a mí en el restaurante te quería así en la cama… con tus piernas abiertas y húmedas preparadas para cogerme…- me dio un beso y sentí su pene caliente en la entrada de mi vagina… - Puedo hacértelo sin condón? – pregunto mirándome a los ojos.

Yo – No, colócatelo… - le dije mientras tomaba su pene con mi mano y lo alejaba de mi vagina…

Juan Carlos – Ok… solo déjame sentir tu cuerpo una vez, quiero que tu “chocha” moje por completo mi “verga”… - me dio un beso y después otro en el cuello que causo que me estremeciera – ándale solo entro me muevo y salgo… - tomo mi mano y la quito de su pene que se volvió a colocar en la entrada de mi vagina.

Yo – Esta bien… - le dije y abrí mas mis piernas, estaba completamente a su merced, húmeda, realmente quería que me penetrara ya. Comenzó a meterlo lentamente y sentí como lo humedecía con mis fluidos, empezó a entrar más y más con cada empuje… mi vagina y su pene eran la una para el otro, nos amoldábamos genial, lo sentía dentro de mí y  solo cerré los ojos colocando mis manos en su vientre… Cuando estaba totalmente dentro de mi moví mis caderas de arriba hacia abajo, su pene reamente se sentía como nunca había sentido uno, un pene que cubría cada espacio dentro de mí, salió un poco y volvió a entrar lo que ocasiono que gimiera un poco. Comenzó a sacarlo lentamente pero esta vez casi en su totalidad, pero antes de salir lo sujete por su vientre – Continua… -le dije y detuvo su salida, me sonrió… Sus manos estaban colocadas una y una a un lado de mí, él estaba elevado y su cuerpo caía sobre mi vagina… se quedó así unos segundos y se empujó dentro de mi  sin avisar, su pene recorrió mi vagina a una velocidad increíble, un espasmo recorrió mi cuerpo y apreté ese delicioso pene dentro de mí con mi vagina deseando que no saliera jamás.

Juan Carlos – Realmente tienes una chochita muy caliente, húmeda y apretadita… - Dijo mientras salía de mi hasta que su  cabeza era lo único que sentía en mi vagina… - Ya fuiste la puta de tu suegro y ahora serás la mía – dijo mientras se hundía nuevamente veloz y rudamente dentro de mí, no pude evitar un gemido y arquee mi espalda disfrutando de su entrada tan deliciosa… volvió a salir y nuevamente solo su cabeza estaba dentro de mí. – Ahora tu culo caliente le dará placer a un Colombiano que lo disfrutara al máximo… - volvió a hundirse de la misma forma y me encantaba, mi  cuerpo entero gozaba con es salidas lentas y esas penetraciones agresivas, su pene realmente valía la pena tenerme recibiéndolo y mojándolo… volvió a salir de mi… - pídeme que te coja Paulina… suplícalo como la bella nalgona y arrecha puta que eres… - dijo y mi cuerpo tembló, esos segundos que no estaba dentro de mi parecían eternos… - pídemelo perra… - volvió a atravesarme con su pene que me hería de manera salvaje, cada recorrido a esa velocidad dentro de mí me llevaba a otro universo, hacía semanas que no tenía a nadie dentro de mí y él era un buen hombre en la cama… volvió a salir de mi… - Que lo pidas puta…

Yo – cógeme… – le suplique casi sin aliento, cada entrada me llenaba de una manera nunca antes explorada, me encantaba lo que sucedía… - cógeme…-repetí.

Juan Carlos – Eso puta ahora sentirás lo que es un verdadero macho…- entro de la mima forma pero esta vez salió y entro rápidamente en mi continuamente, el placer era impresionante, gemía como desesperada, mi cuerpo reaccionaba a sus penetraciones, su pene me sometía de manera increíble mientras su cuerpo chocaba con el mío que era presa del placer… solo se escuchaban 3 cosas… mis gemidos, el choque de nuestros cuerpos y su voz -Toma puta toma… que rico chocho… siento como me aprieta… no sabes qué envidia me daba tu suegro pero ahora eres mi puta… eso gime perra… ahora goza mi verga que tantas veces se puso erecta por ti…- sus palabras hacían que el hombre educado, alegre y respetuoso se ocultaran dejando salir al hombre que necesitaba… hubiera sido una pena que solo hubiera entrado y terminado “normal”… mi cuerpo no tardo en agradecer el delicioso sexo que Juan Carlos me daba, el primer orgasmo vaginal que me regalaba el con una penetración fuerte, intensa, agresiva… mis gemidos al orgasmo se hicieron prácticamente inaudibles, gritaba, pero el sonido salía entre cortado de mi garganta, el orgasmo era estupendo, mi vagina apretaba a su pene y comencé a mover mis caderas que prácticamente eran el centro del placer. – Eso muévete rico –

Dejo caer su cuerpo encima del mío, su pecho apretaba mi pechos que lo recibían gustosos, nuestros cuerpos estaban húmedos en todos sus rincones, su penetración no disminuyo en intensidad y lo rodee con mis piernas, aprisionándolo para mí, coloque mis manos en sus pompas y las apreté obligándolo a entrar más profundo dentro de mí.

Juan Carlos – Te gusta puta?... a mí me encanta… - me dijo al oído con un susurro que parecía más un gemido. No pude responder mi cuerpo no me lo permitía, se había concentrado en solo sentir su pene destrozarme desde dentro.

Metió sus manos bajo de mí apretando mis pompas, comencé a mover mis caderas, ambos cuerpos eran presas de un placer que deseaban que fuera así.

Juan Carlos – Que culo tan rico y suave tienes puta… - se detuvo jadeando de lo que parecía una guerra corporal… salió de mi colocándose boca arriba a un costado mío, sin esperar me incorpore y coloque una pierna a cada lado de su cuerpo, me senté en su pene sintiéndolo en mi vagina, me moví un poco, con sus manos sujeto mis piernas obligándole a ponerme sentada literalmente en él, las plantas de mis pies estaban en la cama y mis pompas al aire, tomo su pene y lo froto en mi vagina por fuera – siéntate… - ni tenía que pedirlo, me senté en el y nuevamente me atravesó de manera increíble y profunda, comencé a subir y bajar rápidamente, cerro sus ojos mientras yo me sentaba en su pene, mi cuerpo caía sobre el pene húmedo y erecto que me atravesaba,  era una posición bastante cansada y no dure mucho así, me coloque en la posición tradicional para montarlo y comencé a moverme rápidamente, sus manos dejaron de acariciar mis pechos para colocarse en mis pompas, comenzó a darme nalgadas y apretarlas… me movía veloz dominando su pene que ahora solo se dejaba llevar, el a su vez se movía, lo que hacía un sexo brutal… gemía bastante, realmente era estupendo el sexo con él, mis ojos estaban entre cerrados, mi rostro húmedo de tanto sudor, el cabello caía sobre mi cara, tumbado frente a mí un hombre que había comprobado ser un buen hombre en la cama, mis pompa sujetadas por él y me sentía demasiado deseada como para detenernos pronto.

Me detuve de poco a poco, estaba exhausta, llevábamos bastante tiempo cogiendo y aún estaba deseando que no terminaran, baje de él y me tumbe en el sitio que estaba anteriormente, esta vez boca abajo abriendo un poco las piernas, él se situó tras de mí y coloco su pene en la entrada de mi vagina… - Que “coño” tan delicioso, pero ahora quiero usar tu chochito… - entro por mi vagina y nuevamente era el quien controlaba el sexo, rudo, intenso sin descanso, su pene atravesaba mi cuerpo mientras yo sentía su cuerpo chocar con mis pompas que eran acariciadas por sus manos. – Que ricas nalgas… te voy a llenar de leche…- comenzó a incrementar sus movimientos, mi vagina sentía nuevamente un orgasmo y no quería que terminara aun… - Ya vengo mami…- nooo!

Yo – No… aun no… no… - le suplique gimiendo pues el orgasmo tocaba ya mi sexo… su pene no se detenía y aún estaba dentro con la misma intensidad, apreté mi vagina y un nuevo orgasmo lleno mi vagina, al mismo tiempo tres penetradas durísimas, realmente brutales, sus dedos se encajaron en mis pompas y su pene llenaba mi cuerpo con semen tibio, su gemido fue sonoro mientras terminaba dentro de mí, sentí su calor, su cuerpo eyacular dentro en mi vagina… se detuvo un poco y se dejó caer sobre mí cuerpo, su pene aun terminaba dentro, me lleno realmente de su líquido, era bastante y aun salía… seguía moviéndose un poco pero ya solo para terminar. Mis pompis sentían su cuerpo caliente disfrutar del mío aun saliendo y entrando suavemente.

Juan Carlos – Me vaciaste Paulina… realmente tus relatos no son nada con lo que acabo de disfrutar…- salió de mí se tumbó a un lado de mí, se giró y coloco su mano en mi cadera al otro lado de él, me obligo a girarme dándole la espalda y se pegó a mí – esto es lo que más me gustaba, cuando después del sexo arrimaban su pene a tus nalgas sudadas… - su pene se colocó en medio de mis dos pompis, estaba exhausta, gradecida pero aun quería más… - hace 7 meses que no tenía sexo y tu vagina… como le dices, me exprimió…

Yo – Cuanto tardas en reponerte? – le pregunte quedamente arrimando mis pompas más a su cuerpo…

Juan Carlos – Todavía quieres más? – pregunto arrimando su pene a mis pompas duramente – quiero romperte el coño – comenzó a frotar su pene a mis pompas que nuevamente tomaba su dureza ya conocida. al cabo de unos minutos de estar frotándose en mis pompas estaba durísimo como antes, se colocó en mi centro y comenzó a empujarse, ambos estábamos recostados de lado, el detrás de mí a punto de volverme a penetrar… poco a poco se abrió paso por mi cuerpo hasta que su pene estuvo totalmente dentro de mi… - Ahora va tu apretadito coño…

Esta es la primera de dos partes de este relato que se ganó un buen amigo… espero les guste…

Mis demás relatos pueden encontrarlos en el siguiente link espero les gusten, un beso para tod@s...

 

http://www.guiacereza.com/relatos/relatos-usuario_4010119.html

 

 

Paulina

Califique y Comente los relatos que lee, los autores lo agradeceran Gracias!
Ver Perfil de Paulina22OMind

 
 
 
 
jrba dice:

Paulina tienes una manera de escribir impresionantemente detallista, me déjaste con una excitación durisima, el placer y la manera en que ambos lo disfrutaron fue delicioso, anhelo la continuación, como te acabo de ir con tu afortunado amante y que paso con tu incitador, con todo respeto muy seguramente serás el objeto de más de una masturbación, un abrazo SENCILLAMENTE ESPECTACULAR. Continúa por favor, creo que me convertiré en tu seguidor,


28/07/2013 - 22:21
 
 
 
 
Por: Paulina22OMind (28/07/2013 - 22:57)
Hola jrba me alegra que te haya gustado jeje claro continuare y gracias por ser mi seguidor jajaja un beso
 
 
 
 

excelente relato espero viajar pronto a mexico jajaja un beso hermosa


28/07/2013 - 23:34
 
 
 
 
Por: Paulina22OMind (29/07/2013 - 22:00)
jajajajaja bueno jajajaja gracias por comentar Alejandro un beso
 
 
 
 
S.tomas dice:

Genial relato, en tus palabras entiendo el placer que despierta el complacer una mujer eso es lo mejor de este mundo, sigue contándonos de tu aventura.


29/07/2013 - 09:49
 
 
 
 
Por: Paulina22OMind (29/07/2013 - 22:05)
jejeje gracias S.toma, que bien que te haya gustado jeje claro subiré la segunda parte en los siguientes días jejeje un beso
 
 
 
 

Sin palabras... Gracias de nuevo Paulina. (Besos y besos)


29/07/2013 - 14:36
 
 
 
 
Por: Paulina22OMind (29/07/2013 - 22:06)
Hola Xabier jeje gracias a ti también por comentar me alegra que te haya gustado últimamente comentas mis relatos y me agrada jejeje besos amigo
 
 
 
 

iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiimpreeeeeesionanteeeee!!! me vuelves loco!!! con esta historia es para mi gusto y la de la fiesta en casa de tu suegro la mejor pero esta me quede con la boca abierta por no decir otra cosa... repito lo de el usuario de arriba... SIN COMENTARIOS!!!! si pudiera te ponía 1000 estrellas realmente Paulina tienes un Don...Felicitaciones!!!


29/07/2013 - 22:18
 
 
 
 
Por: Paulina22OMind (29/07/2013 - 22:34)
jajajajajajaja hola Daniel, que bien que te haya gustado creo que las 1000 estrellitas valen la pena jajaja gracias por tu comentario tan agradable jejeje un beso
 
 
 
 
dice:

SI PAU   BONITO COMENTARIO  Y ES LA BUENA COSA  DE CONVERSACION QUE   HAYA VISTO SUENA MUY GENIAL ESPERO QUE SIGAS ASI 


30/07/2013 - 15:56
 
 
 
 
Por: Paulina22OMind (30/07/2013 - 21:59)
jeje gracias por comentar Amorazul si seguire subiendo mas vale jeje un beso
 
 
 
 

Amor a la mexicana..q rico


30/07/2013 - 17:34
 
 
 
 
Por: Paulina22OMind (30/07/2013 - 21:58)
jajaja había pensado en sexo a la Colombiana como nombre pero dije no,mejor otro jajajaja
 
 
 
 
ralkem dice:

Ya te lo dije..que relato tan deliciosoo pauu me imagine la escena siendo yo  y me la hice bien rico pensando en todo lo que leia en el relato


30/07/2013 - 18:00
 
 
 
 
Por: Paulina22OMind (30/07/2013 - 21:57)
jajajaja gracias por tu comentario Raikem me alegra que te haya gustado y que te visualizaras en el jajaja esa es la idea de cuando alguien lee un relato que lo vivan también jejeje un beso
 
 
 
 
fistur dice:

El que no se visualice en ese relato es que definitivamente no lo leyo, porque yo parecia Juan Carlos en Mexico con semejante mamasita llamada Paulina haciendo realidad todos estos relatos que me he leido escritos por tus propias manos que me han hecho volar mas alto de lo normal. Mamasita hermosa que relatos mi amor ers una angel besos te cuidas no dejes de escribir que me tenes listo muack besoos Pauuu...


04/08/2013 - 17:37
 
 
 
 
Por: Paulina22OMind (04/08/2013 - 22:03)
jajajaja si gracias me alegra que te hayas transportado hasta Mèxico gracias a mi relato jajajaja te mando un beso y como dices hay que leerlo para disfrutarlo jajaja se que escribo demasiado en los relatos pero no se me gusta ser detallada y no solo hacer un relato sexual si no ponerle el porque a todo jejejej un beso fisfur
 
 
 
 
HC2012 dice:

Hola, de nuevo, por aca escribiendo y quiero decirte fuera de serie, hace algun tiempo escribi algo, tambien erotico, ojala pueda compartilo contigo, en este momento en twitter es tendencia #YoNoMeCanso y complemento "DeLeerApulina220Mind".


17/08/2013 - 21:07
 
 
 
 
Por: Paulina22OMind (18/08/2013 - 00:41)
jajajajajaja de verdad? wow pues que genial jajajaja me alegra saber que te encantan mis relatos amigo HC jajj no encontré eso jajajaj pero que padre jajaja un besote
 
 
 
 
Para comentar este Artículo usted debe ser un usuario registrado.
Registrese o Ingrese aquí
Nuestra compañía - Condiciones del servicio - Contra la pornografía infantil
GuiaCereza.com es propiedad de Cereza Media. Derechos reservados. No reproduzca imágenes o artículos sin autorización.
Línea de atención (57) (4) 2922764
Medellín - Colombia 2004 - 2014. director