...::::: Categoría: Fantasias Eroticas :::::..
Una tarde aburrida... (Segunda Parte - Final)
Fecha: 25/01/2011 - 13:41 - 3 Comentarios - 460 Lecturas
Calificación: (1 Puntos / 3 Votos)
Tiempo estimado de lectura: 28 minutos.
Me deje poner el pañuelo y me dijiste túmbate en la cama, ponte cómoda. Y te fuiste. Cuando entraste te quedaste parado en la puerta mirándome, te sentaste a un lado de la cama y me dijiste.....

Después de un tiempo abrazados, me empezaste acariciar, sabia q te gustaba tocarme, sentir mi piel suave y blanca, y hacerme alguna q otra cosquilla, pero hoy no me las querías hacer, te gusto tanto la experiencia q solo querías acariciarme, cosa q me encantaba y lo sabias. Te empecé a besar en los labios dulcemente, cuando terminabas el beso, te mire a los ojos, estaba sonriendo y me dijiste q pasa? te tape los ojos con la mano, me la cogiste y me volviste a preguntar la misma pregunta, baje la mirada y te reíste porque sabias q era mi timidez, te gustaba cuando me ponía así. Me besaste la mejilla, y me dijistes, cuéntame amor. Me acerque a tu oreja y dije: mi cuerpo pide más. Hubo un silencio. Me cogiste y me llevaste a la habitación, me pusiste en la cama, iba hablar, pero me pusiste un dedo en la boca y te fuiste. Volviste con el pañuelo, te dije: lo quieres otra vez? te reíste, no amor ahora te toca a ti. forcejeamos jugando, no quería ponerme el pañuelo (en realidad quería pero me quería hacer la dura xD) te dije medio riéndome, pero antes no fui mala, te reías también y dijiste, antes fuiste muy mala, todo me decías q no. me besaste, y dijiste quiero q lo seas mas veces. Amor solamente disfruta como lo hice antes. Me deje poner el pañuelo y me dijiste túmbate en la cama, ponte cómoda. Y te fuiste. Cuando entraste te quedaste parado en la puerta mirándome, te sentaste a un lado de la cama y me dijiste: estas cómoda pero no dulce. Al oírlo te di la espalda como si me hubiera enfadado. Te pusiste la cama de rodillas y tu mano se deslizaba desde los pies, pasando por mi cadera, cintura hasta llegar al brazo. Te tumbaste a mi lado, me acariciaste la mejilla, con tus dedos dibujabas mis labios, esto provoco q yo sonriera, y me dijiste al oído: me encanta contemplar tu cuerpo desnudo. Sonreí mientras mi mano se deslizo por tu cuerpo, por tu pecho, abdomen hasta tus nalgas, las acariciaba, las apretaba suavemente. Mira y toca todo lo q quieras amor, te amo. Cogiste mi mano, me besaste e hiciste q me tumbara en la cama, te pusiste encima de abdomen. Paso un tiempo y no hiciste nada, mis manos se pusieron en tus muslos y lentamente subían hasta tu pene, antes de q lo tocara, me cogiste las manos y me dijiste: estate quieta, el amigo esta durmiendo. Olía a frambuesa. Me reí, te dije: quiero despertarlo. Solo te reíste y dijiste de q ríes? de ti por? no tendrás suficiente mermelada, quedaba poca tengo uno sin empezar. Cogiste mermelada con tu mano y me acariciaste el cuello, el pecho, pusiste un poco en cada pezón en cada pezón y en mis labios. Ahora si estas dulce ^^, me besaste los labios, ese beso me encanto, buscar tu lengua y la mermelada fue excitante y mis ganas de q ese beso no acabara nunca aumentaban. Al final soltaste mis labios, te pedí otro, por ahora no, pero tus labios están deliciosos y brillan, me dan ganas de besarlos y no separarme nunca de ti. Dame otro? solo uno mas. No pudiste resistirte y me pusiste un poco de mermelada y me besaste. Bajaste por mi cuello lamiendo, besando y mordiendo,  podía sentir el frescor, mi piel se erizo y sentir como lamias y dulcemente me comías me excitaba, sabias como hacerlo. Te pusiste a cuatro patas encima de mí cogieses la mermelada y pusiste un poco en mi abdomen y en mi ombligo. Acariciabas uno de mis senos con tus dedos, hacías círculos, te acercaste despacio, soplaste y acto seguido, chupaste la mermelada q había en mi pezón, me mordías el seno con tus labios, fue dulce y lento, seguiste con la lengua, jugabas con mi pezón duro, lo movías, la lamias y para finalizar lo mordiste un poquito. cuando terminaste con el te movías dando besos hasta el otro seno, hiciste lo mismo después de haber comido la mermelada, mordiste primero, jugaste con la lengua para acabar besando y comiendo dulcemente el pezón y el seno. Mientras yo te acaricia la cabeza, sabias q me gustaba, mi cara y mi sonrisa lo delataba, decidiste seguir jugando, por eso te tumbaste a mi lado, jugabas con un seno con la boca y otro con la mano, lo acariciabas y me dabas pellizquitos al pezón. Mi mano buscaba tu pene, pero me apartaste la mano: no quiero q conozcas el estado en la q esta, hasta q no te lo diga. Dejaste mis senos para lamer la mermelada de mi abdomen y acto seguido soplaste. No me lo esperaba y solté un gemido, la piel se erizo. Lamiste la mermelada de mi ombligo con la lengua, mientras jugabas con él, tus manos cogieron mis piernas y me las abriste. Cogiste una de mis piernas, besaste el empeine del pie y acariciaste con tus manos la pierna y la dejaste sobre la cama doblada, hiciste lo mismo con la otra pierna. Dejaste q pasara un poco de tiempo, te quedaste mirando mi cuerpo y me diste un beso en los labios. Solo disfruta amor, te amo. Distes besos a mi monte de venus, mis labios menores estaban cerrados, los cogiste con tus labios y los chupaste, notaste q estaban húmedos, tu lengua recorrió mis labios mayores. Acariciaste con tu mano mi monte y bajaste lentamente con la mano extendida, acariciando los labios, con tu dedo abriste los labios, tu dedo se humedeció por completo. Empezabas a excitarte, estaba muy mojada gracias a tus caricias, pusiste tu dedo en mi boca para q te lo chupara, mientras me besaste la mejilla y me dijiste: quiero q sea inolvidable, quiero q sientas lo q me hiciste sentir antes. Lo estoy deseando. Bajaste hasta mi amiga, y con tu lengua abriste mis labios, dibujaste mi rajita con la punta de tu lengua, y se metió en mi vagina mientras con la nariz acariciabas mi clítoris. Jugaste con mi clítoris un poco y te apartaste para soplar, eso provoco q gimiera, sonreíste y seguiste acariciando mi clítoris con tu lengua, estaba muy excitaba, sabias q me quedaba poco para llegar al orgasmo, cambiabas el ritmo de tus caricias, yo no podía mas, mis manos agarraban las sabanas, mis jadeos se transformaron en gemidos, ahí dios, no pares, ahh para, noo sigue. No podía con la sensación de placer q me dabas, arqueaba mi cuerpo, estaba disfrutando y tuve mi orgasmo. Estabas tan excitado que tu pene se endureció gracias a mis gemidos. Cuando acabe de gemir estaba agotada, te amo, te amo, te decía. Te acercaste y me besaste. Me cogiste la mano y la pusiste en tu pene, al tocarlo note tu excitación, me alegro q te haya gustado a mi también. Lo acaricie, me iba a incorporar para chupar tu pene, pero me dijiste, no amor espera y me pusiste en la boca. Ahora chupaba con gula, seguía caliente, la experiencia había sido tal, q mi cuerpo no se había apagado se había encendido mas todavía, lo sabias por la forma en la q te la chupaba. Acariciabas mi cara, mi seno, mi piel, te estaba gustando como te la estaba chupando, verme hacerlo con los ojos tapados y me lo hiciste saber. Antes de correrte, sacaste el pene de mi boca y me dijiste: amor ponte a cuatro patas, pero antes bésame. Te bese, tu mano toco mi vagina, querías saber si estaba mojada, lo estaba. Me puse a 4 patas, abrí bien las piernas y apoye la cara en cama, te pusiste detrás mío, acariciantes mis nalgas y dijiste: preparada para disfrutar amor? lo estoy deseando, hazme gemir otra vez. Pusiste tu mano izquierda en mi cadera, mientras la mano derecha estaba en tu pene, pasaste tu pene por mi vagina. Mmm amor introdujiste tu pene despacito y pusiste tus manos en mis caderas. te movías despacio pero tus clavadas eran profundas, sabias q me gustaban y con cada clavada jadeaba, subiste el ritmo al igual q mis jadeos, estabas loco al verme jadear y ver mi rostro como disfrutaba con cada clavada, liberaste una mano y me tocabas el clítoris, jugabas con él, estaba mojada por mis fluidos y te deslizabas muy bien. Apreté la vagina, quería q sentirías más, y me lo dijiste jadeando: amor q apretadita tienes la vagina, como me gusta cuando lo haces, queda poco para correrme en ti. Me gusta sentir como tu pene se desliza dentro de mí, y tu leche calentita. El ritmo ahora era muy rápido, sentía tus caderas en mis nalgas con cada clavada, sentir tu pene hasta el último espacio de mi intimidad provocaba q ahora gimiera en vez de jadear, mis gemidos eran cortos, suaves y constantes. Estaba en un estado de placer total, no podía parar de gemir, tus jadeos eran intensos, fuertes, q se transformaron en gemidos cuando te corrías dentro de mí, tu leche se salía de mi vagina, fue tan excitante para ti, primero la forma en q te la chupe y la postura, una de tus preferidas, hizo q te corrieras más de lo normal. Habíamos tenido el orgasmo a la vez, estábamos cansados, pero felices. sacabas tu pene de mí, mientras me acariciabas la espalda, yo me tumbe boca arriba en la cama con las piernas abiertas y flexionadas, no quite la venda no tenía fuerzas, respirábamos fuerte, estabas de pie, y te cogiste las piernas, empezaste a lamer a mi vagina, me dejaste limpita y te pusiste a mi lado, me besaste. Te levantaste, fuiste al baño de la habitación. Amor? estas bien? apareciste, sonriendo: si mi bella gatita te acercaste a la cama y me cogiste en brazos, me iba a quitar la venda, pero me dijiste: no amor, déjatela, no he acabado. Me llevaste al baño, me dejaste en el suelo y me besaste, al odio me dijiste: te amo. Yo también, te amo. Estas pegajosa, será mejor q te bañesonreí y te abrace, te amo, gracias por cuidarme. Me besaste dulcemente la frente y me cogiste, te metiste en la bañera y me dejaste. Accionaste el grifo y sentí el agua recorrer mi cuerpo, desde la cabeza a las pies, sujetabas la venda, amor ya me la puedo quitar. Todavía no, gatita, espera falta poco. Cada uno lavaba al otro y acariciábamos las partes erógenas del otro, jugábamos hacernos cosquillas, fue un momento de risas y diversión, nos abrazábamos y besamanos, besos y caricias dulces demostrando nuestro amor por el otro. Cuando terminabas, me dijiste al oído espérame aquí amor. Pusiste el tapón y accionaste el grifo. Notaba el agua a mis pies, tardaste un poco en venir. Apagaste el grifo, y te metiste dentro de la bañera conmigo. Me abrazaste y me besaste. Nos quedamos abrazados y me quitaste la venda de los ojos. Te mire a los ojos y te sonreí, el baño estaba iluminado a la luz de las velas y habías puesto nuestra canción de fondo, habías añadido sales al agua. Amor relájate conmigo te tumbaste, y me cogiste la mano para q me tumbara encima tuyo. Me abrazaste con tus brazos, coja tus manos. Estuvimos un tiempo así, besándonos y acariciándonos. Decidimos salir de la bañera, saliste tu primero, te secases y me esperabas con la toalla para secarme, al ver mi cuerpo mojado por las gotas de agua, provoco en ti q tu pene reaccionara. Me secabas mientras me besabas el cuello, estabas de espaldas a mí, tus manos acariciaban mi cuerpo mientras me secabas, eso me excitaba y más si me veía en el espejo. Te diste cuenta a donde miraba, mis ojos estaban fijos en el espejo, dejaste caer la toalla a los pies, y me cogiste los senos con las manos, mi cuerpo se pegó al tuyo y pude sentir tu pene sobre mis nalgas no estaba duro del todo, pero pronto lo estaría, sabia q si te tocaba la nuca se te pondría dura, así lo hice y tu pene se puso duro para mí, lo acariciaba y empezaste a lubricar. Mientras con una mano me tocabas un seno, la otra estaba en mi vagina, querías saber si estaba húmeda, lo estaba. q húmeda estas me soltaste, y te pusiste en frente mío, me besaste con pasión mientras andábamos, me apoye contra la pared, me cogiste de las piernas y me alzaste, mis piernas te rodearon, me besabas el cuello mientras introducías tu pene en mí, estábamos muy juntos, nuestros cuerpos se rozaban, tus clavadas eran lentas pero muy profundas, me mirabas a los ojos disfruta mi amor, te amo disfrutemos. Te bese el cuello, mírame a los ojos, no hagas nada más. Nos miramos a los ojos mientras hacíamos el amor, sin poderlo remediar abrí la boca y empecé a gemir, además clave mis uñas en tu espalda, esta noche fue única, me hacías sentir cosas q nunca antes había sentido, me besaste con pasión, pero ninguno cerramos los ojos, dejaste de besarme, yo seguía con mis gemidos, hasta q alcanzamos el orgasmo. Nos abrazamos por un momento y me llevaste a la cama. Nos tumbamos abrazados, mirándonos. No olvidare nunca esta noche yo tampoco, ha sido muy excitante y especial, nos besamos y me di la vuelta, me abrazaste y nos dormimos

Ir a la primera parte

Califique y Comente los relatos que lee, los autores lo agradeceran Gracias!
Ver Perfil de osito_gatita

 
 
 
 

Como el titulo de su relato:Aburridor,muy repetitivo,muy largo,y como el final del mismo, da modorra y sueño leyendolo,Malo,malo.


25/01/2011 - 13:53
 
 
 
 
Por: osito_gatita (25/01/2011 - 16:38)
bueno es tu opinion si leyeras desde la priemra parte entenderias un pokito mas y no estarias perdido,en fin.. sigan leyendo y apoyenlo o ponganse en contra de el xD
 
 
 
 
Por: (26/01/2011 - 07:43)
Hola Sr. Pintemossueños ¿como esta?

Aprovecho, con el permiso de los chicos, para desearle un hermoso y excelente año. :)
 
 
 
 
dice:

Hola  Osito_Gatita  por favor me regalan el link de  la primera parte.   Gracias. :)  -  Es que no lo encuentro-


26/01/2011 - 07:44
 
 
 
 
Por: (27/01/2011 - 06:25)
Uyyy que verguenza cn Uds, no me había percatado del enlace al final, gracias por hacermelo saber. :)
 
 
 
 
dice:

Hola de nuevo Osito_Gatita.

Reitero  lo dicho en mi comentario  en la primera parte,  Uds  son la mezcla de la ternura  y la pasión, hermosa la manera  como se aman  y como se  entregan, como se conocen y como se siguen descubriendo,  y ahora apoyados  en el homenaje a sus recuerdos  a través de  las letras seguro  que lo harán mucho mas.

Una pregunta  de lectora curiosa: ¿Cual es  su canción? :).

Nuevamente gracias,  felicitaciones  y un fuerte abrazo a ambos. :)


27/01/2011 - 06:50
 
 
 
 
Para comentar este Artículo usted debe ser un usuario registrado.
Registrese o Ingrese aquí
Nuestra compañía - Condiciones del servicio - Contra la pornografía infantil
GuiaCereza.com es propiedad de Cereza Media. Derechos reservados. No reproduzca imágenes o artículos sin autorización.
Línea de atención (57) (4) 2922764
Medellín - Colombia 2004 - 2014. director