¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Cuando mis padres decidieron mandarme a estudiar a otra ciudad, nunca pensé que desprenderme de ellos iba a ser tan divertido.

Tenia 18 años cuando mis padres decidieron enviarme a una universidad en otra ciudad, también decidieron que yo una jovencita bastante linda físicamente, y muy voluptuosa, no era bueno que viviera sola, por lo que decidieron alquilarme una habitación en un apartamento al norte de la ciudad, donde solo vivía una pareja de esposos, ella de 40 y el de 47, Andrea y Ariel, el dia que llegue ellos me hablaron de mis derechos en la casa y cuales eran sus condiciones, entre sus condiciones estaban no recibir visitas en el apto. Cosa que me parecio bastante normal siendo una pareja sin hijos y acostumbrada a su intimidad, Andrea es abogada y trabaja en el tribunal y Ariel, es Ingeniero y tiene su propia empresa, yo estudiaba ingeniería por lo que en las conversaciones tenia bastante afinidad con Ariel, yo salía por las mañanas a mi universidad, mientras ellos aun quedaban en casa y cuando yo regresaba solo Ariel había llegado, Andrea llegaba un rato después, era agradable compartir con ellos, siempre se les veía de mucha camaradería a pesar de ser un matrimonio de 20 años.

Una noche, ellos salieron a cenar y a tomarse un vino, yo era de pocos amigos y a un mes de estar en una ciudad nueva aun no tenia amigos como salir de rumba, por lo que decidi comprar una cervezas y tomármelas sola en el apto. Viendo películas, creo q me acababa de dormir cuando sentí la puerta y un mueble que había rodado, mire por la puerta de mi cuarto y eran ellos, cuando iba a salir los vi dándose un beso por lo que me devolví para q no notaran que yo aun estaba despierta y se preocuparan por su intimidad, trate de dormirme pero en eso escuche a Andrea gimiendo tan duro que era imposible quedarse dormida, ufff… mientras ella le decia “dame mas duro”, mas duro gemia, el le decía: “ que rica estas… déjame ver esas tetas brincando”…. Uffff … para ese momento yo estaba empapada y camine hasta el cuarto de ellos, claro… escuchaba todo porque no cerraron completamente la puerta del cuarto!!!

Me quede inmóvil viéndolos hacer el amor de manera salvaje pero deliciosa, Andrea tenia unas tetas inmensas que saltaban en la cara de Ariel, a el le encantaba que esto pasara porque se lo pedia, un culo grandote y bien puesto, Ariel era el hombre maduro pero interesante, y además…. Tenia la verga mas grande y gruesa q había visto en mi vida!! ….

La faena termino después de un buen rato, pero a partir de entonces no los volvi a ver iguales, ya los miraba con morbo, les coqueteaba, y me ponía ropa provocativa, al dia siguiente ellos se despertaron como siempre, felices, yo mas ganas que la noche anterior, les pregunte como les había ido, a que horas habían llegado, y ellos respondieron absolutamente normal, ahí pensaron que yo no había escuchado nada, y menos había visto nada.

Mi coqueteo cada dia se acentuaba, era sexy, con los dos, pero me cuidaba de que Andrea me viera coqueteándole a Ariel, pues no sabia como lo fuera a tomar. Ariel casi siempre llegaba primero que nosotras de su trabajo y por lo general se encerraba en su cuarto hasta cuando Andrea llegaba, después de esa noche como estaba mas pendiente de el, ponía especial atención a los ruidos de su cuarto y escuchaba películas porno que veía a esa hora, cosa que me mojaba enseguida, una tarde llegue mas temprano que el, me puse un short blanco muy claro, que se notara mi hilo dental y se me viera la puntica de la nalga, y una blusa básica blanca sin brassier, deje la puerta de mi cuarto abierta, y me hice la que estaba tomando una siesta cuando lo sentí llegar, sentí cuando llego a la puerta de mi cuarto, y me miro, espere un rato y Sali a la cocina, cuando llegue a la sala el salio de su habitación y yo aunque sabia lo provocativa que estaba y sabiendo que mis pezones se veian y se marcaban por encima de mi blusita, actue normal y solo le dije…”que pena Ariel, no sabia que estabas aquí, me había quedado dormida”, a lo que el respondio tocándome la cara: “tranquila…no pasa nada”, me derreti, me asuste, me excite aun mas…. Toda una mezcla de sensaciones!

Fui a la cocina y empece a picar algo de fruta, no podía sacar de mi cabeza ese momento, estaba elevada, cuando de repente siento que Ariel, se para detrás de mi y siento sus manos amasando literalmente mis tetas y en mi culo siento esa verga que deseaba hacia mas de un mes, aun metida en la pantaloneta que tenia puesta, en ese momento yo estaba mojadisima, no quería q dejara de hacer nada de lo que estaba haciendo, y empece a moverme, a sentir su verga entre mi culo, mientras el jugaba con mis pezones, me dio vuelta y un beso y fue ahí cuando me levanto la blusa y se pego en mis tetas, juraría que ese hombre podía pasar el resto de su vida chupándomelas…. Estaba feliz ahí, y yo aun mas, me llevo hasta el sofá y ahí me hizo un 69, le di la chupada mas rica de su vida y el a mi la mejor hasta el dia de hoy, me sento encima de el y me dio tan duro como aseguro que le dio a Andrea, la noche que los vi, llegamos juntos en un orgasmo increíble, sublime… delicioso… asi fueron de ahí en adelante todas las tardes.

Andrea, seguía siendo cordial y amable conmigo pues ella no sabia que en las tardes yo me comía a su hombre, aunque el rematara con ella, una tarde mientras yo hacia la cena, y faltando mucho para que Andrea llegara, Ariel, me agarro como la primera vez y mientras masajeaba mis tetas, Andrea entro de sorpresa!!!! Yo me asuste muchísimo….. pero su reacción fue absolutamente normal, aunque yo vi que Ariel, no se sorprendio, ella simplemente miraba fijamente, señores vivía con una pareja liberal y feliz y ese era el secreto de sus 20 años de convivencia feliz.

Andrea, me hizo señas de que siguiera tranquila, ella inicialmente solo miraba, yo estaba tensa totalmente, hasta cuando ella empezó a masturbarse, ahí me relaje y empece a divertirme, hicimos un trio maravilloso, Ariel nos hizo el amor a las dos y los tres quedamos satisfechos, durante muchos años dormimos los 3 en la misma cama, íbamos a fiestas sw, veíamos películas porno los 3 y terminábamos en una faena de campeonato, cuando Ariel viajaba, Andrea y yo teníamos un sexo lésbico delicioso, Andrea a veces no quería sino solo mirar y yo aprovechaba a Ariel todo para mi sola…. 5 años asi, luego termine la universidad, y me devolví a mi ciudad, aun los visito y recordamos esa época!


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ