¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Alguien me lo ha estado mamando esporádicamente, en los últimos días ha dejado ver su vicio por chupar vergas ya sea porque le está generando placer y realmente lo disfruta o porque le gusta lo que ha conseguido con ello. Ya aprendió a mamarlo  y las últimas tres mamadas se ha comido mi leche, que sorpresa, ya pide su leche y cobra por tomar leche, con gusto le pagaré hasta el último peso que me quede.

Conseguí las sandalias  que me quedan hermosas, compré el celular que quería, me gané el portátil que tanto necesitaba y ¿que he perdido? “Tú eres mi amigo y mí confidente, además me estas enseñando cosas que siempre he deseado, solo espero que me guardes el secreto y te lo seguiré mamando hasta que me case o me dejes” 


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ