¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Mi trabajo me exige estar viajando, los planes cambiaron en una ocasión que estaba de viaje y se suponía que iba a demorarme una semana por fuera, tuve que devolverme a mitad de semana, quise darle una sorpresa a mi esposa. Llegue a mi casa después del mediodía, sabía que no habría nadie en casa pues ella trabaja, pero cuando iba subiendo la escalera, oí unos gemidos, era claro que alguien estaba teniendo sexo en mi casa. Me quede paralizado, no sabía qué hacer, me baje a la cocina descargue mi maleta de viaje y subídespacito sin hacer ruido al segundo piso, la puerta de la alcoba estaba abierta y por el espejo del tocador se veían claramente dos personas ¡eran mi mujer y la vecina! , creo que el morbo que me dio, hizo que mi rabia se me pasara y buscara una ubicación de donde pudiera ver al máximo sin ser visto, fue un espectáculo extraordinario, después de un buenrato de estar viendo cómo se comían entre ellas y de hacerme una gran paja , decidí coger la maleta y salir a dar una vuelta en mi carro , llame a mi mujer y le dije que en una hora estaría en casa, es más o menos el tiempo que gasta el taxi del aeropuerto a la casa. Cuando llegue, ella estaba toda arregladita, decidí llevármela a la cama para ver cuál era su respuesta, y la verdad que tuvimos sexo de maravilla, para mí fue algo espectacular recordando las imágenes que se habían quedado en mi memoria de ella con la vecina.

Desde ese día decidíasesorarme con alguien que me ayudo a poner unas cámaras estratégicamente ubicadas en la habitación y que grababan cualquier movimiento (para evitar nuevos robos, le dije al tipo).Los primeros videos me vi teniendo sexo con mi mujer, es curioso verse uno mismo como actor porno y más con la mujer como actriz.

Volví a viajarpor una semana y cuando regrese busque afanosamente las grabaciones y me puse a contemplarlas, hubo una donde quedo bien grabada la escena de mi mujer con la vecina, ellas entraron a la habitación, se besaronapasionadamente, se acariciaron los senos por encima de la ropa, jugaban consus lenguas y las rozaban una contra la otra, se la chupaban. mi vecina le fue quitando la ropa a mi mujer hasta que ella quedo solo con la ropa interior, bajo besándole el cuello, el pecho, le quito el brasier y le comenzó achupar los pezones, mi mujer se retorcía de placer, ella comenzó también a quitarle la ropa a la vecina mientras se acariciaban, la vecina quedo en unas tanguitas blancas, se acostó y mi mujer le frotaba el dedo por toda la rajita mientras también le chupaba los pezones, mmmm se me paro de una y tuve que pajearme . Hicieron un 69 y se lamian muy rico, gemían y hasta gritaban, luego se abrazaron y se empezaron a rozar los pezones, se besaban y se tocaban la chochita la una a la otra.

Luegoentrecruzaron las piernas y cada una se abrazó a la otra y comenzaron a sobarse una chocha contra la otra, debían tener bastante humedad porque el sonido que se escuchabaen el video era de locura, vi como mi vecina comenzó a temblar y casi que enseguida mi mujer también entro en trance, se aferraban cada una a la otra y se restregaban con tanta fuerza y lujuria la una contra la otra hasta quejuntassuspiraronal mismo tiempo y se relajaronmientras sus jugos se mezclaban , un último beso sello elplacer de aquel momento .

Cuando se separaron, se acostaron una al lado de la otra y se besaron sin apuros, pausadamente, se acariciaron y se quedaron dormidas un buen rato, después se metieron al baño (me arrepentí de no haber puesto cámara ahí). Regresaron a la habitación con el pelo mojado completamente desnudas se vistieron n, se dieron un beso y salieron.

Mirando todos los videos me percate de algo y es que ellas nunca usan juguetes ni nada que no sean los dedos o la lengua, que con el solo frote de las chochitas una contra la otra les basta para tener unos orgasmos espectaculares. Esa observación me ha servido para cuando tengo sexo con mi mujer, en algunas ocasiones prefiero no penetrarla y en cambio la acaricio,le sobo la rajita y le dedo el culito, solo le paso la punta de la verga por toda la raja y veo como se estremece de placer y me la moja toda con la cantidad de jugos vaginales que bota, cuando hago eso, después que ella termina, me recompensa con una mamada que me deja viendo estrellitas.

Ahora no se cómo contarle que se su secreto… a lo mejor me recompensa con un trio…ufffff eso sería maravilloso, un día de estos me arriesgare…


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ