¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Cuando ella está en su inocente desnudez

Me gusta pensar que ha sido ensamblada

en algún cráter lunar.

Su sexo lila y virgen acariciado por sus propios dedos

en un episodio de auto indulgencia que

refleja el cristal de su ovalado espejo de mano,

reviven en el fondo de mi anonimato un montón

de recuerdos nostálgicos y amargos como la

sangre vieja.

La deseo más que el capitalismo a las riquezas de la tierra.

Pensar en ella es un acto bello, vicioso y volátil,

como la imagen del tragicómico humo al escapar

de la boca y nariz de un mal fumante en algún

lugar del tiempo y el espacio donde la soledad

se hace humo entre la luz.

A la larga cuando mi familia incendie mi elegante

cadáver vestido para la ocasión…solo seré eso:

Humo entre la luz.

Todos lo seremos, en circunstancias aisladas,

es cuestión de tiempo.

Me rescata de la fatalidad imaginar ser un gato

escurridizo y agazapado en el techo frente a la

ventana de su cuarto de baño.

Sentirse invitado a violar la privacidad de su desnudez

como si siete vidas dependierande ello.

Imaginar que se dispone a lavare la tristeza a su blanco cuerpo,

intentar que la mente trascienda a ese lugar tan sagrado de la desnudez.

Ver desde el anonimato del tejado y de la lluvia de

la tarde como rasura su perfecto monte de Venus.

Sentir que soy el agua cálida que llena su bañera,

ser consciente de que la filosa punta desgarra su

piel en un delicioso y mortal accidente… (accidente?)

Y flota su sangre viva sobre mí que soy agua,

Y se mezcla conmigo y se une a mí,

contaminándome de su ser más íntimo.

Una blanca flor en un mar ensangrentado.

¡Es bellísima!

Vuelvo a convertirme en un negro gato de ojos verdes

y me basta ver como desliza la esponja

sobre su nívea piel suave y templada.

Ella tiene sueño

Quedo encadenado

a su ventana en el frío

de la vida.

Deseando cual vampiro

lamer la sangre que brota

de su ingle y llena la bañera

saturando y oscureciendo

el agua.

Sin lágrimas.

Ni miedos.

Ni años perdidos.

Sin relojes.

Uniendo la vida con la muerte.

©Steppenwolf 2012.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ