¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Buenas noches, les contaré mi experiecia, algo real y excitante para ser nuestra primera vez. 

Desde hacía mucho tiempo, me entró el placer por imaginar a mi pareja teniendo sexo con otro hombre, el es muy serio, respetuoso, entregado a la relación y a decir verdad un hombre fiel, llevamos una vida entera juntos y nunca había tenido una experiecia con otra persona. 

Cómo sabía cómo era respecto a tener sexo con otra persona, inicie viendo porno cuando culeabamos, cuando le empezaba  a mensionar otra persona siempre paraba y me decía que si seguía hablando eso parábamos la relación, aunque cada vez que lo hacíamos llegábamos más lejos, al punto de decirle que se moviera cuando me lo mamaba como si fuera a preparar el culo para recibir otra verga. Fueron muchos meses los que necesite para llegar al momento tan esperado. Siempre deje que pudiera decidir todo el para que tuviera más confianza, le decía que si se arrepentía o no quería parábamos todo. Una noche le propuse hacer el tan deseado trio, después de toda la preparación cuando hablábamos del tema, se excitaba y me decia que si quería pero que no estaba seguro.  Todo ocurrió cuando estábamos de vacaciones, salíamos en el carro por la ciudad a morbosear y una tarde me acepto ir a un sauna gay, el no se siente muy seguro de su cuerpo, siente algo de pena, entonces entramos con cierto temor, nos dirigimos al sauna, donde la visión es muy reducida, debo decir que era la primera vez que íbamos, aunque yo me sentía cómodo en el sitio.

Cuando estábamos en el sauna llegó una persona de aproximadamente unos 38 años, de cuerpo normal, y aún con la toalla, se hizo cerca de nosotros, yo empecé a mirarlo y el dejo abrir las piernas, mi pareja lo miraba de forma esquiva y avergonzado con mucho disimulo hasta el momento que vio que la verga le colgaba entre las piernas el aun con la toalla.  Como yo vi que ya estaba mirando más fijamente le dije que nos estraramos un poco más donde no se viera tanto por la luz y el otro Men entendio el mensaje y se fue para el lado de nosotros, yo le agarre la mano y se la puse sobre la toalla, de lo contrario no habría pasado nada. Cuando sintió es verga que era mas grande que la mía, se arrodilló inmediatamente y empezó a hacerle sexo oral, yo al lado tratando de mirar, logré ver que se lo metía todo hasta la garganta y que le chupaba las guevas, yo estaba full excitado, el otro Men trató de tocarme a mi y en ese momento me dijo que nos retiraramos, pues realmente lo que buscabamos era otro man y yo para el y que yo no hiciera nada con la otra persona, como siempre le he asegure, solo se haría lo que él quisiera y nos fuimos del sitio. Me dijo que estaba muy caliente y que quería que nos fuéramos a culear pero que quería un juguete grande para poner a volar la imaginación, y yo obviamente le compre un consolador bastante carnudo para entreterle el culo imaginando que era el del sauna.

Esa fue nuestra primera experiencia, algo sencilla pero la entrada a las siguientes que si fueron de alto voltaje y de locuras que próximamente les contaré. 

Espero les haya gustado. 


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ