¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Conocí a una persona diferente, muy distinto, digamos perverso, con mente abierta para las relaciones sexuales. La noche que lo conocí, me dijo que le gustaba lo del swinger, ¡recuerdo que me dijo que si iba!, yo le dije en ese momento, yo voy, pero quiero un celular, para ir allá.

Por qué primero no conocía lo que era un bar o el mundo ? swinger, lo que me pareció en ese. Instante una desfachatez de su parte ya que apenas lo estaba conociendo y primer ves que hablamos, me sentí ofendida y hasta me sentí incomoda.

Me empezó a mostrar lo que era por fotos y video, no lo veía normal ese día.

Al otro día, mi imaginación volaba por sí sola, yo le veía sin que él se diera cuenta y pensaba tantas cosas en ese instante, el era tímido, callado ? pero pervertido, a la hora del sexo era como si el escapara de la realidad.

Pasaron los días, la intriga me estaba matando ya, quería saber como era, como se sentía, pero sobre todo quería ver en realidad la gente follando delante de mí sin miedo ?.

Intentamos ir 2 veces, la primera no fue realidad, la segunda sí.

Cuando íbamos saliendo, en mi mente pasaron muchas cosas locas ?, por ejemplo, con cuantos hombres yo iba a follar, pero sobre todo si me iba a gustar.

Cuando llegamos al club Swinger en Bogotá, la entrada era muy oscura e intrigante ala vez.

Cuando entré pensaba en regresar me, pero mi cuerpo quería entrar y experimentar.

Entramos y estaba oscuro con una música suave, hasta ahí íbamos bien, hasta el momento que tenía que quitar me la ropa, todos estaban en una simple toalla y nada debajo de ella, todos estaban, así como si nada.

Al principio vi a un hombre con dos mujeres, me pareció un poco desmesurada la situación, pero ellas como si nada, estuve con las dos y ellas gozaban sin estar un poco tensas, se me puso y a pesar que ellas me venían seguían como si nada, poco a poco mi cuerpo fue entrando en calor ? mientras veía a las demás parejas, claro era como mirar videos porno, pero en vivo.

Me fui excitando poco a poco en la sauna, mientras conforme mi cuerpo veía más caliente y mojada ? me sentía.

Cuando el metía la mano ? yo sentía algo diferente y con nada me venía sola mientras yo con mi mano tocaba todo su cuerpo.

Me llamó la atención un chico que estaba con una mujer que tenía el cuerpo más o menos, tetas grandes y también nalgas grandes, el es un poco bajo, no mucho, cabello al hombro, un poco acuerpado, con “ apariencia de indio “ donde yo entraba hay estaba, luego de un rato ellos llegaron donde estábamos sentados, el habla, me preguntaba como estaba, como me sentía, si me quería ir, creo que la charla duró más o menos media hora , ella estaba frente a mí, yo mas callada ? Que un reo, mi compañero es más tímido que yo, comenzó a hablar con ellos, luego de eso nos metimos otra vez a la piscina y recuerdo que el me tocaba, yo sin pensar acabé allí.

Entramos a varios cuartos donde podemos ver como follaban con una excitación tremenda, caminamos más y estaban 3 mujeres tocándose, besándose la escena era muy ? caliente, ellas me llamaron y con sus gestos y miradas, hasta que me fui para donde ellas estaban acostadas, estuve con ellas hasta que perdí la cuenta de cuantas veces acabé, con ellas yo era el diablo ? en persona. Las 3 parejas nos invitaron a la piscina donde continuamos con los besos ?, una mano por allí y otro por allá, hasta que estuve con él, me penetraba, mientras yo besaba a mi compañero, para mí fue muy excitante.

Cuando el me penetraba, sentía sus manos ? tocando mis tetas con una suavidad, pero a la vez fuerte ?, sus ojos ? brillaban cuando me metió su polla suave, mientras lo hacía yo besaba a mi compañero mientras el con la otra mano tocaba mis nalgas y mordía mis pezones con una perversión, mientras mi compañero veía lo que pasaba alrededor, el me penetraba más fuerte y apretaba con sus manos, me sentía única en ese instante.


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ