¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Somos una pareja swinger con más de 10 años de experiencia,  pero lo que vivimos con una pareja en Voluptua Cali, nos hizo sentir principiantes.

Llevábamos más de 3 meses sin salir a rumbear por cuestiones de trabajo, pero ese viernes decidimos darnos una canita al aire y nos fuimos temprano para Voluptua.  Llegamos al bar y nos sentamos en una esquina.  Pedimos una caneca de Ron. Como nos gusta bailar,  salimos al centro y nos bailamos varios discos seguidos.  En ese momento llegaron varias parejas,  entre ellas, Andrés y Alejandra,  ambos de 44 años. La conexión fue inmediata,  y durante más de 2 horas conversamos y reímos muy jocosamente. Alejandra se paraba constantemente y volvía con cervezas, en una de esas paradas le dijo a mi esposa que la acompañara arriba,  lo que nos pareció muy excitante y nos despedimos con un besito tirado a lo reina de belleza.  Yo me quedaba hablando con Andrés.  Ella me contó que al subir al segundo piso, la abrazó y la besó con fuerza y mucha lengua, la manoseada que se pegaron fue descomunal y se dirigieron a un cuarto. Allá, Alejandra sacó un pañuelo violeta y le cubrió los ojos y le dijo que era un juego para que adivinara cuál de los que la tocaba era yo (supuestamente). Alejandra la tiró a la cama y la empezó a besar por todo el cuerpo,  besaba tan rico  que cuando bajó y le quitó las tangas ya estaba muy mojada, y en ese entonces dos pares de manos la empezaron a tocar, ella pensó que habíamos llegado y se dejó llevar...

Mientras Alejandra seguía haciéndole un oral exquisito,  sintió una verga cerca a su boca y se la empezó a mamar con ganas... pensaba que ese Andrés estaba bien dotado... chupaba con ganas cuando sintió que la voltearon y pusieron en cuatro, Alejandra se hizo debajo de ella y le seguía besando los senos al tiempo que seguía mamando esa verga nueva... cuando sintió que el otro empezaba a chuparle su culito y le metía los dedos suavemente en su cuquita.... estaba volando de lo excitada cuando sintió una verga muy gruesa pero corta, que no era la de su esposo y se sentó de una y se descubrió sus ojos... y vio a dos hombres desconocidos para ella con esas vergas paradas y miró desconcertada a Alejandra,  y ésta riendo le dijo " te gusta mi sorpresa?".  Ella no sabía qué hacer. Siempre el swinger había sido concertado, y era la primera vez que su esposo no sabía que estaba haciendo.  Pero recordó la frase que siempre le digo cuando vamos a esos bares.. "a lo que venimos... vinimos", se puso nuevamente en cuatro,  se subió sobre Alejandra,  miró al que estába atrás y le dijo, dale pero suave, y cuando te vayas a venir, con condón y todo, lo sacas. Quedó claro? Sin duda, respondió y volvió y se lo metió y cogió la verga del otro y le dijo a Alejandra que entre las dos se comían esa salchicha (era muy larga y poco le apetecen así,  las prefiere más gruesas que largas) y apenas comenzaba esa faena de sexo... y su esposo aguardaba abajo.

Continuará...


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ