¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Relatos y Experiencias

Luego de estar chupando esa verga larga con Alejandra y estar recibiendo embestidas del otro estando en cuatro,  la sensación de estar teniendo sexo con otros hombres y que su esposo no estaba con ella le empezó a calentar la cabeza a tal punto que su cuquita se inundó de líquidos y se dispuso a recibir toda la verga que le dieran... me dijo que el hombre  después de tenerla en cuatro,  la puso de frente y la cargó,  penetrandola y sosteniendola en sus brazos, él buscaba su boca para besarla pero a ella casi no le gusta en ese ambiente, pero la cercanía y el sentirse tan sexy en brazos de un hombre fuerte le ganó la cordura y comenzó a besarlo como si fuera su primera vez.. Luego la recostó en la cama y  le levantó las piernas y la penetró suavemente besandole los pies... su sensación era de locura y se estaba desbordando en sensaciones ricas... apretaba sus manos cuando sintió que le besaban sus senos con fuerza y Alejandra le decía que cambiaran... realmente no quería hacerlo, pero ante la insistencia se paró, le dijo al chico que se acostara y ella se le montó encima y así podía controlar la profundidad de penetracion . Se movía tan rico y apretaba su cuquita que hizo que el chico se viniera rápidamente.. Alejandra seguía con el otro y mi esposa se colocaba sus tanguitas con un ligero temblor de piernas y una sonrisa de picarona que no podía disimular. 

Esperó a su compañera y ambas bajaron cogidas de la mano hasta el sitio dónde estaban sus esposos... pero no estábamos allí,  Andrés y yo habíamos bailado y conversado con Julia, la compañera de uno de los dos hombres que estaba arriba y nos había contado que Aleja les había propuesto ese intercambio y les había parecido interesante... ella quedaba con nosotros dos.. Julia era una mujer muy linda,  mona y de ojos claros, que tenía unos shorts blancos y una blusa amarilla que cubría sus senos redondos y hermosos.. habíamos bailado los tres y ella realmente nos tenía en sus manos (ja ja).. subimos a otro cuarto y ella nos bailaba y nos iba quitando la ropa. Se movía al ritmo de la música y se bajaba su short, y nos miraba y con un dedo nos hacia señas de "abajo pantalón ". Nosotros en bóxer y con nuestras vergas paradas sólo la mirábamos hasta que se nos acercó y en medio de los dos nos desnudo. Ella tenía una tanguita diminuta verde.. nosotros la besabamos y tocábamos con ganas.. ella seguía bailando... y ya no aguanté más y la abracé y con mis manos la bajé para que me la chupara.. Andrés al instante estaba al lado y se la ponía en un cachete. Nos dio una mamada monumental... y ya queríamos penetrar... la levantamos y la llevamos a la cama y entonces....

Continuará. 


¿Dudas sobre tu compra?
 01 8000 423 503

Ingresa a tu cuenta

¿No tienes una cuenta? Crea una AQUÍ